Abella i flor

¿Qué nos dicen las ABEJAS?

Las abejas son los principales exponentes de un grupo de insectos llamados polinizadores. Estos animales son los mensajeros genéticos de la naturaleza para la gran mayoría de plantas con flores, colaborando muy activamente en la salud de las comunidades vegetales y la diversidad botánica, que -recordemos- constituyen la base de la alimentación de la mayoría de seres vivos de la Tierra.

Debido a los muchos cambios que afectan al medio (canvio climático, técnicas agrícolas intensivas, gestión forestal,..) nuevas enfermedades hasta ahora desconocidas en Europa y América y a la su importáncia como polinizadores, las abejas están teniendo una visibilidad pública muy grande.

Un nuevo arquetipo de protección de la naturaleza, fundamental en la producción directa del 30% de nuestros alimentos y en más del 70% de toda la polinización silvestre.

Cada vez más enjambres buscan refugio en estructuras de edificios y construcciones humanas y estas comunidadess de abejas disfrutan de una salud que ni en la apicultura comercial encontramos, siendo más vigorosas y más productivas. Los resultados de análisis practicado a mieles de abejas urbanas muestran una ausencia de contaminantes que en el medio rural cuesta encontrar.

Creando un paralelismo, las abejas estarian actuando como el boxeador que no quiere recibir más golpes de su contrincante y se echa a sus brazos para neutralizar su ataque.

 

 

 

 

 

 

 

 

Productes

¿Qué APORTAN las abejas a los HUMANOS?

Los beneficios de las abejas son apreciados y estudiados desde el origen de la civilización.

En el medio se encargan de la polinización potenciando la diversidad y la producción de alimentos. La miel ha sido el primer dulce que ha conocido la humanidad y las abejas nos hacen aportaciones como cera, própolis, jalea real, polen, apitoxina...

En cuanto al espectro emocional la abeja reconecta al humano con el medio, con las estaciones, con el vuelo, con el espíritu salvaje y la colaboración con un medio muy extenseo.

Una de las aportaciones más poderosas que ofrecen las abejas es la experiencia directa y controlada con la emoción más bloqueante: el miedo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Abella i flor

La APICULTURA, ¿Porqué URBANA?

Las abejas ¡YA SON URBANAS!, desde hace tiempo hay muchos enjambres conviviendo con nosotros, la prueba está en las decenas de enjambres que se retiran de farolas, árboles i vehículos en las ciudades todas las primaveras. Además, en los últimos años se ha notado un aumento muy importante de enjambres urbanos, debido a los grandes daños que estan sufriendo en su entorno natural a causa del uso abusivo de pesticidas y otras prácticas poco saludables.

Es en nuestro país donde a la práctica de la apicultura urbana se le han puesto obstáculos, en gran parte por desconocimiento y falta de interés. No ocurre igual en ciudades como Paris, Londres o Berlín.

En las ciudades, las abejas trabajan asegurando la presencia de flora espontánea, necesaria para la fauna urbana.

Nos sirven de bioindicadores, ya que recolectan de una amplia superficie. Con una caja de abejas podemo tener una percepción muyt real del estado del barrio a nivel ambiental.

En muchas ciudades como Berlin o Sydney, existen empresas que comercializan la miel elaborada en apiarios urbanos, colaborando con la economia local.

La apicultura es una afición desestresante muy potente, constituyendo una herramienta de control y gestión de las emociones adecuada a las necesidadest de la sociedad en que vivimos.

Además, nos permite acercarnos a proyectos educativos, de reinserción y capacitación, gestionando comunidades da abejas en los propios centros educativos como se hace en Suiza, donde las escuelas disponen de entre 4 y 8 colmenas, muy frecuentemente gestionadas por personal municipal.

 

 

 

 

 

 

 

Abella i flor

¿En qué nos BENEFICIAMOS humanos y abejas al COOPERAR?

Las abejas (y otros insectos similares) han evolucionado paralelamente con las plantas llamadas espermatofitas (que hacen flores): estas plantas necesitan que 'alguien' transporte el polen de flor en flor, y los insectos polinizadores se alimentan de lo que las plantas 'pagan' por este servicio en forma de néctar.

Si las abejas desaparecieran, también desaparecerían muchísimas plantas que las necesitan para su reproducción. Y a continuación, muchass especies animales, incluída la humana, seguirían el mismo destino.

La colaboración entre humanos y abejas es casi tan antigua como la ganadería. Hemos observado sus necesidades, detectado los mejores espacios donde situar la colmena, con agua y floraciones abundantes, y hemos aprendido que si se lo facilitamos, producen mucho más de cuanto precisan para ellas.

Podríamos decir que en la relación humanos-abejas, les ofrecemos 'casa', transporte a zonas más apropiadas según la estación del año, y atención veterinaria. En éstas condiciones más favorables para ellas, las abejas producen para nosotros miel y, además, también cera, polen, própolis, jalea real y apitoxina.

Gracias a esta relación, las abejas han llegado a casi todos los rincones del mundo, colaborando conb una perfección admirable a la polinización de todas las plantas que se han adaptado a ellas. Así pués, la colaboración entre humanos y abejas, genera un nuevo beneficiario, el medio vegetal, que al mismo tiempo nos beneficia a humanos y abejas, resultando una simbiosi perfecta.

Actualment las abejas padecen muchas agresiones a causa del uso indiscriminado de pesticidas (particularmente los llamados 'neonicotinoides'), el cambio climático (que dificulta su trabajo, propaga parásitos y depredadores), y a veces una gestión inadecuada. Todo esto se traduce en el que se ha bautizado como CCD (Colony Collapse Disorder, problema del colapso de colonias) i que está produciendo una importante disminución en el número de abejas (y otros polinizadores) arreu del món.

En esta situación, las ciutade y pueblos se convierten en 'oasis' para las abejas.

En las ciudades, las abejas trabajan asegurando la presencia de flora espontànea, necesaria para la fauna urbana.

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo podemos ayudar?

 

Abeurador Hotel de polinitzadors

 

Sembrar plantas de flores. Proporcionarles agua. Apadrinar colmenas urbanas. Construir 'hoteles' de polinizadores. Haciéndoser apicultor urbano.